Nos gusta conocer a las parejas con las que vamos a vivir su día. Saber quién sois y qué significa para vosotros ese día tan especial. La preboda es una forma de que nos conozcamos y que vosotros estéis totalmente relajados delante de la cámara.

Os diremos algunas de las localizaciones que más nos gustan, pero también podéis elegir realizarla en vuestro lugar favorito.

Si os habéis quedado con ganas de más después de ese maravilloso día, la postboda es ideal para vosotros.

Realizaremos esta sesión de una forma más relajada y desenfadada. Podéis incluso darle un toque diferente a vuestro look de la boda.